Tradición de múltiples sabores de Valle en San Felipe

Es imposible visitar San Felipe sin participar de la Ruta del Vino del Valle del Aconcagua. Muchas de ellas se extienden por toda la provincia y a los pies de los cerros cordilleranos, partiendo con la Viña Almendral, fundada en 1985 y experta en la producción de chicha, vino dulce añejo y vino pipeño, además de otras 25 variedades de licores gourmet.

Raíces vitivinícolas

Su imponente y significativa arquitectura también se sitúan como atractivos imperdibles. Entre ellos la pintoresca Casa Mardones, fundada a fines del siglo XVIII con tres cuerpos de un piso y de una crujía, que rodean un patio central abierto, formando una U, acompañado de valiosos artesonados de madera de algarrobo tallados por el artesano sanfelipeño Juan Beas.

También resalta en medio de la ciudad la Iglesia Catedral de San Felipe, que conserva sus cimientos de 1748, pero debido a los múltiples terremotos que ha debido afrontar, se reformó numerosas veces, la última de ellas en 1970, con una completa restauración de fachada e interiores, que conservaron su tradicional rojo granito.

También sobresale el convento San Francisco del Almendral, cuyos primeros pilares se remontan a 1860 con la llegada de franciscanos italianos, pero que hoy cuenta incluso con una hermosa galería de arte, centro de venta de libros y exposición de alfareros de la zona con productos milenarios.

Vida en la naturaleza

Para los amantes de trekking, se recomiendan los senderos del Cerro Pocuro y La Giganta, con rutas arqueológicas y espacios para acampadas, cabalgatas y hasta fiestas tradicionales organizadas por las agrupaciones del sector.

Escribe lo que buscas y presiona Enter

Carrito de Compras
Send this to a friend