Profundizando en los atractivos de Hijuelas: entrevista a Álvaro Alegría

La gente que viene para acá se queda con sensación de tranquilidad, es demasiado tranquilo, es como viajar al pasado a un mundo rural”.

En el valle de Ocoa hallarás tranquilidad y entretención, situado entre la Cordillera de los Andes y la Cordillera de la Costa, vivirás experiencias relajantes y te encontrarás con prácticas costumbristas de nuestro país. No solo escaparás del estrés de la rutina, sino que podrás conectarte con la naturaleza de la fauna campestre y rural en la zona. Visitando el parque nacional por el sector de Ocoa divisarás el último gran bosque de palmas chilenas y podrás también acceder al gran cerro La Campana. Si estás en busca de un lugar apacible fuera de la ciudad, Ocoa es una gran opción.

Entrevistamos a Álvaro Alegría, quien trabaja en la Cámara de Turismo de Hijuelas para conocer más de este territorio.

Hay novedades respecto a la Campana y el sector de Ocoa ¿No?

-Exactamente, estamos con los últimos detalles para que se pueda reabrir, nos faltan mínimas cosas, pero está el ambiente preparado. Todo parcialmente preparado para empezar a referir a la gente, así que ojalá que esta semana lo podamos finiquitar.

¿Se han hecho coordinaciones entre ustedes que son el ecosistema turístico de la zona y CONAF que es la entidad que tiene a cargo los parques nacionales?

-Si, hemos hecho bastante coordinación para abrir, porque finalmente el principal problema para abrir el sector de Ocoa, porque los protocolos covid por parte de CONAF están bien armados. Lo que faltaba en el sector de Ocoa era por un tema de sequía, todo sin agua entonces no podíamos recibir público. Tuvimos una buena coordinación con CONAF para que nos digieran todos los requerimientos.

Adicionalmente la municipalidad de Hijuelas ha hecho todas las gestiones y apoyos necesarios que hemos solicitado para facilitar que volviera el agua, finalmente esta temporada la municipalidad va a abastecer al parque nacional para que pueda abrir.

 

Cuéntanos también, porque la mayoría de las personas cuando piensa en la Campana piensa en Olmué, pero ¿Qué es lo qué podemos encontrar en la otra cara de la Campana? Como en Ocoa e Hijuelas.

-Lo principal que hay dentro del parque nacional, en una de las dos caras (porque tiene dos caras, una que ve hacia Olmué y otra hacia Ocoa) es que tenemos el mayor y el último gran bosque de palmas chilenas que hay en el mundo, puedes venir a visitarlo y conocerlo directamente aquí al parque.

Tenemos también  bastantes emprendimientos que han nacido el último tiempo en Ocoa. Por ejemplo el alojamiento “Domos Ocoa”, la Cerveza Preece, está el Quincho Las Rosas que hace turismo. Nuestro turismo igual es como a escala humana, mas pequeñito, está naciendo porque todavía es campo, es mucho más campesino el sector.

Eso mismo te quería preguntar, porque hay distintos tipos de turismo, para todo tipo de experiencia, entonces el valle de Ocoa se caracteriza por esa ruralidad que bien describes, pero ¿Qué sensación crees tu que se lleva la gente cuando va para allá? 

-La gente que viene para acá se queda con sensación de tranquilidad, es demasiado tranquilo, es como viajar al pasado a un mundo rural, con otro tiempo, donde no sientes delincuencia ni mucha gente, es un lugar para descansar. La tranquilidad y la naturaleza efectivamente la gente se queda con ese recuerdo, les gusta porque es tan tranquilo que quiere volver a venir a relajarse, salir de la ciudad, no estar en la ciudad encerrado, acá están los campos abiertos, uno puede caminar ahora que se puede volver a la naturaleza del parque, entonces eso es lo que la gente más se lleva de acá.

Pero al ser una zona rural también y como tú dices “campestre”, también se mantienen hartas tradiciones ¿No? ¿Cuáles por ejemplo?

-Antes estaba el rodeo, siempre había rodeo acá pero ya ha bajado. También había trilla que tampoco se puede hacer por la pandemia, pero en general cuando uno llega acá las tradiciones que ve son: la gente cosechando el campo, los caballos trabajando en el potrero, gente trabajando a todo sol, todas esas cosas que ya no se ven.

Es un mundo bien bonito que le permite a la gente conocer de donde viene lo que uno come, porque aquí también el mundo agrícola es donde produce más hortalizas que se van pa’ Santiago. Adicionalmente aquí en Ocoa somos una zona tradicional de producción de flores y viveros, ahí hay un tema muy importante que hay que destacar, ya que hay muchos viveros donde la gente puede venir a comprar plantas a un precio de productor.

Entonces más allá, o también complementario a esa experiencia de tranquilidad, paz y tradiciones, existe también una experiencia de aprendizaje, como de abrir un poco mas los ojos y tomar consciencia respecto de dónde vienen nuestros alimentos, cómo se trabaja en el campo, el esfuerzo que significa, ¿puedes contarme más sobre eso?

-Exactamente, uno viene acá y ve a la gente trabajando, si quiere vivir una experiencia más vivencial, uno puede ir y aprender directamente de un campesino, el enseña y cuenta todo el trabajo en la tierra.

Claro, cosechar una lechuga y después comérmela en una ensalada, toda la experiencia.

-Exactamente, está esa opción también en Ocoa, está super interesante porque a la gente le gusta ese aprendizaje de ver los procesos más tradicionales del campo chileno.

Ese es un súper buen dato, súper que la gente que está en la urbe en Santiago, pueden llegar a un lugar en 1 hora y media al campo donde no hay edifico y todo es completamente tranquilo es maravilloso.

-De hecho, estamos cerca de Santiago y la gente no lo conocía, eso es algo que gusta, tener la opción de conectarse con la naturaleza en el parque.

Álvaro no se si quieres agregar algo más, algo que destacar, algún llamado que hacer.

-Lo que queremos es que la gente venga y tratar de mantener un poco la tranquilidad, que se mantenga la tranquilidad de Ocoa y la limpieza, es tranquilidad y estar conectados con lo que estamos proyectando acá en el valle.

Escribe lo que buscas y presiona Enter

Carrito de Compras
Send this to a friend