La arquitectura colonial de Santa María

Entre los encantos de la comuna de Santa María, destaca en especial su arquitectura colonial, que perfilan una esencia pacífica y encantadora. Desde su plaza central hasta lo más alto de sus cerros es posible encontrar vestigios de aquella cultura europea, en donde destaca el majestuoso Santuario de Santa Filomena, bendecido en 1898, que conserva sus paredes de adobe y su tradicional campanil, que con los años ha dado lugar a las principales festividades religiosas en varios kilómetros a la redonda.

Estas construcciones se encuentran en casi todas las esquinas de la comuna, sorprendiendo a los visitantes con retazos de la historia colonial en múltiples rincones y casonas.

Para quienes buscan un poco de relajación, las Termas de Jahuel son un destino imperdible, centro de spa que cuenta con algunas de las instalaciones más distinguidas y únicas por sus refinadas y cristalinas piscinas, hotel de lujo, cocina internacional y excursiones en sus cerros.

Cultura vitivinícola

Esta experiencia armoniza perfectamente con un paseo a una de sus viñas, en donde resalta Flaherty Wines, centro boutique, que desde 2004 produce algunas de las cepas más excepcionales en el país, por la concentración de su sabor, su brillo y su limpieza.

Para los más aventureros, es imprescindible optar por una jornada de cabalgatas o trekking hacia la laguna El Copín, formación natural nutrida de los nevazones anuales de la imponente cordillera, y especialmente famosa por ser un pequeño paraíso para el avistamiento de aves, como patos, taguas, caiquenes y hasta cóndores. Ubicada a más de dos mil metros de altura, y cuya flora y fauna es única en la región, atrayendo aventureros de todo el mundo para conocer su encanto y transparencia.

Escribe lo que buscas y presiona Enter

Carrito de Compras
Send this to a friend