Entre campo y ciudad: la tranquilidad y encanto incomparable de Limache

 

El perfil agrícola y rural de Limache se roba la atención de muchos durante el año, con múltiples espacios que se caracterizan por su conexión con la naturaleza.

Muchos lo visitan para probar el tradicional tomate limachino, único en su sabor y su forma, producido especialmente en este lugar, y que gracias al esfuerzo de sus agricultores y distintas instituciones es posible seguir degustando.

Su sabor y dulzura es también reconocido en la tradicional Fiesta del Tomate Limachino, realizada en el Estadio Municipal, que durante el año cuenta con múltiples celebraciones como la Fiesta de la Cerveza, la Fiesta de Año Nuevo y las actividades costumbristas de Fiestas Patrias; lugar además venerado por motociclistas de todo Chile al contar con la única pista asfaltada del país.

Este lugar se ubica en el sector de Limache Viejo, con las construcciones más antiguas de la comuna, algunas que datan de 1857. Entre las edificaciones más apreciadas está la Casa de la Cultura, imponente casona levantada a mediados del siglo XIX y restaurada por última vez en 2011, con detalles coloniales únicos en la región.

En este sector también se encuentra la Parroquia San Cruz, centro religioso que destaca entre la herencia eclesiástica de la comuna como principal punto de encuentro para celebrar la Fiesta de la Virgen de las 40 Horas, patrona limachina desde 1859.

Contacto directo con la naturaleza

Este legado habita en otros espacios de la ciudad. Entre ellos el embalse Lliu Lliu, plácido lugar que alimenta las tierras de la localidad más cercana y fortalece su agricultura, pero especialmente visitado por el monasterio Benedictino y los cautivantes cantos gregorianos que dan lugar a sus misas.

El contacto con la naturaleza aquí es único en su tipo, pero extendido por todo Limache gracias a la conservación y cuidado de sus espacios. Aquí destaca la avenida Urmeneta y el Parque Brasil en el sector de San Francisco, ambos puntos rodeados de imponentes árboles y llamativa flora nativa, concentrando a sus alrededores una gran parte del comercio local.

Finalmente, es imposible visitar Limache sin pasar por la Granja Aromática Los Aromos, con una kilométrica superficie de plantaciones de hierbas perfumadas, codiciadas por sus aceites esenciales, beneficiosos para el cuerpo y la salud en muchos sentidos.

Escribe lo que buscas y presiona Enter

Carrito de Compras
Send this to a friend