Calidez y paisajes naturales que asombran: San Esteban

Es imposible visitar San Esteban sin probar sus preparaciones gastronómicas y productos vitivinícolas.

Un excelente punto de partida para quienes recién conocen la comuna es la Viña San Esteban, históricamente conocida por las múltiples cepas que el suelo del valle aconcagüino puede desarrollar, llevando a la viña a recibir más de cinco premios por sus cosechas en los últimos años.

En la cima de la viña se impone el Parque Arqueológico Paidahuén, sitio de enorme importancia patrimonial al contar con más de 500 petroglifos con miles de años de antigüedad, cuya conservación requiere del trabajo de restauradores para protegerlos, y acompañado a sus alrededores de algunas de las mejores picás de la zona.

Deportes extremos

Para los amantes de la nieve, es imposible perderse el centro de esquí Ski-Arpa, reconocido internacionalmente por contar con centros de Cat Skiing, un formidable medio de transporte para amplios terrenos nevados, con espacio para esquiar fuera de las pistas establecidas.

Para los aventureros y más profesionales deportistas, es imprescindible visitar el Parque Mocoen, ideal para el trekking ya que cuenta con kilométricos senderos, solo aptos para los más expertos, pero valorado por todos por su colorida flora en los meses calurosos del año.

Diversión para todas las edades

Para las familias, se recomienda firmemente conocer el Espacio Michimalonco, lugar que reúne a los más talentosos artesanos y emprendedores del Valle del Aconcagua, con productos hechos a mano en cerámica, maderas, cuero, fieltro y hasta preparaciones gastronómicas.

Es imposible terminar una jornada perfecta sin conocer las termas El Corazón, centro recreativo con servicios de spa, finos vinos, piscinas termales, canchas de tenis y habitaciones de lujo.

Escribe lo que buscas y presiona Enter

Carrito de Compras
Send this to a friend